Palau, Cerdeña vista desde la punta norte

La naturaleza, el mar y las cosas por hacer en una de las localidades más efervescentes del norte de Cerdeña: Palau.

Un paisaje único rodea la ciudad de Palau. El centro habitado está orientado hacia las islas del archipiélago de La Maddalena, y sus aguas, de un azul intenso y límpido, acarician las playas de la localidad del norte de Cerdeña. Alejándose de la costa la naturaleza lozana se alterna con esculturas de granito, modeladas por el tiempo, y los relieves regalan panoramas de una belleza única.

Una vista espectacular y panorámica sobre Palau, Cerdeña

El municipio de Palau

Se cree que el nobre de Palau derive de parago o parao, término con el que los pescadores de la zona definían los puntos de la costa reparados del viento. Una posición privilegiada, al este de punta Sardegna y al abrigo del viento de Mistral, entre la conocida Costa Smeralda y Santa Teresa Gallura.

El paseo marítimo conduce al centro y a la plaza de la ciudad, poblada todas las noches de verano por un extravagante mercado de creaciones artesanales. Restaurantes, fast food, escaparates con artesanías sardas, talleres de orfebrería y locales nocturnos se alternan en la alegre Via Nazionale que llega hasta el puerto turístico de Palau.

Desde aquí, a 20 minutos de ferry, es fácil llegar a la isla de La Maddalena, unida por un puente a la isla de Caprera. Una excursión muy interesante desde el punto de vista histórico y naturalístico, con una parada obligatoria para un baño en una de las playas más bonitas del archipiélago.

Y si las vacaciones también son un sinónimo de descubrimiento, en Palau es necesario dar un salto al pasado visitando el pequeño museo etnográfico, un espacio donde los restos y la exposición narran la cultura agrícola y pastoral del stazzo, demora típica alrededor de la cual gravitaba la vida gallurese entre el ‘800 y el ‘900.

Cala Capra, la playa delante del Hotel Capo d'Orso y del Residence Il Mirto, Palau

Las playas de Palau

A partir del promontorio de Capo d’Orso hasta Porto Pozzo, la costa accidentada del norte de Cerdeña regala una serie de playas y de calas de una belleza espectacular.

A causa de la calidad excelente de las aguas y de los servicios balnearios ofrecidos, algunas de las playas más bellas de Palau han obtenido durante los años el prestigioso reconocimiento Bandera Azul. En el 2017, a las premiadas playas de Palau Vecchia, en el corazón del centro habitado, a la larga extensión de arena de La Sciumara, Isuledda – Porto Pollo y Spiaggia Liscia, se han añadido a la lista Isolotto y Fronte Stagno Saline, a unos pasos del Park Hotel Cala di Lepre.

Cerca de los hotetes de Palau Delphina, las playas de Baia Saraceno, Punta Nera y Porto Faro son pequeñas calas protegidas del viento donde transcurrir agradables horas de sol y mar.

A los pies del sugestivo promontorio de Capo d’Orso, rodeadas por una rica vegetación mediterránea, se encuentran la pequeña cala de Punta Cardialino y Cala Capra, la playa delante del Hotel Capo d’Orso y del Residence Il Mirto.

Siguiendo hacia Punta Sardegna y Costa Serena, no os podéis perder las maravillosas playas de Cala di Trana, Punta Don Diego y Spiaggia di Talmone, accesibles con un fácil y divertido trekking.

La batería Talmone, Palau, Cerdeña

Qué ver en Palau

Si transcurres las vacaciones en Palau hay muchas cosas por ver a las que no puedes renunciar.

Símbolo de la ciudad gallurese es la famosa Roccia dell’Orso, una roca erosionada por el viento, que a través de milenio,s el tiempo ha esculpido dandole la forma de un oso. Desde 1993 es monumento natural de la región de Cerdeña y se encuentra en la cumbre del homónimo promontorio, a 122 metros sobre el nivel del mar, con un agradable paseo llegaréis a la cima y os quedaréis extasiados por el panorama único de las cercanas islas del archipiélago de La Maddalena.

A través de un declive del promontorio hacia la costa se llega al faro de Capo d’Orso. Un lugar muy sugestivo y salvaje, especialmente por la noche, cuando el escenario, iluminado por la luz del atardecer, evoca un antiguo pasado.

A pocos kilómetros de Palau, al norte de Punta Cerdeña, es obligatorio visitar el pintoresco pueblecito de Porto Rafael. Famoso por su estilo chic, el centro se encuentra perfectamente inserido en la naturaleza con un gracioso puerto, tiendas, calles empedradas con granito sardo que llegan hasta la plaza ¡perfecta para el aperitivo!

En la carretera que conduce hasta Port Rafael domina la fortaleza de Monte Altura, un edificio de caracte defensivo, construida a finales del siglo XIX para proteger la base militar de La Maddalena y todo el archipiélago. Una construcción imponente, ejemplo de una arquitectura perfectamente inserida en el paisaje.

Una vez superado Porto Rafael, hacia el noroeste, se encuentra Punta Don Diego, donde surge la batería Talmone, una de las fortificaciones militares surgidas en la costa durante la segunda mitad del ‘700. Después de un percorso entre senderos marítimos se llega al edificio, reestructurado en el 2002 por el FAI.

Porto Pollo e Isola dei Gabbiani, Palau, Cerdeña

Qué hacer en Palau

Palau ofrece muchas opciones para el tiempo libre y la diversión. El paisaje circundante, los senderos entre las rocas y la vegetación mediteránea han sido apreciados siempre por los amantes de la naturaleza y el senderismo. También los apasionados de la fotofrafía pueden encontrar diferentes puntos panorámicos para sacar hemosas fotos, como por ejemplo, el mirador de Barrage desde donde se disfruta de unas vistas especiales de las islas del archipiélago.

Si durante las vacaiones el lema es la diversión, el efervescente Porto Pollo e Isola dei Gabbiani, las playas más “guays” del norte de Cerdeña, son el lugar perfecto. Chiringuitos en la playa se alternan con escuelas de windsurf y kitesurf, donde instructores especializados proporcionan equipación y lecciones personalizadas. Una larga lengua de arena, animada hasta el atardecer, y a menudo, hasta la madrugada con fiestas y música.

Tampoco en el centro de Palu faltan locales nocturnos don disfrutar de un largo aperitivo, o bien, empezar la noche antes de ir a la cercana Costa Smeralda. En el Upper Palau, una terraza panorámica sobre el puerto, cada noche aperitivos y sushi, dj y música en directo.